Aceites esenciales y absolutos

Portada.jpg

Cotidianamente, cuando ingresamos a una casa, nos reciben, además de quienes viven en ella, un ambiente formado por colores, diseños de muebles, sonidos y especialmente los olores que se van instalando a medida que transcurre el tiempo. El ofrecer a quien llega a un lugar un aroma natural nos da la posibilidad mágica de producir un sutil efecto.

El aroma de las plantas aromáticas se debe a la presencia de los Aceites Esenciales que son una representación concentrada y dinámica de las propiedades armonizantes de las plantas; estas substancias pueden ser extraídas por destilación, expresión y solventes. Este último método produce los Absolutos, se utiliza para el caso de ciertas flores muy particulares.

El uso de los Aceites Esenciales y absolutos nos permite un retorno directo a la naturaleza. El oler sus aromas hace que nuestro olfato se vuelva más refinado. Son sustancias placenteras y fáciles de usar. Afectan increíblemente a las emociones debido a sus propiedades psico-activas, pueden ayudar a combatir estados emocionales como la angustia y la depresión.

Se ha descubierto que oler aromas florales o del bosque nos ayudan a armonizar nuestro estado psíquico, ya que se manifiestan estados concientes ancestrales relacionados con la naturaleza. Es por eso que muchos aromas florales se recomiendan como antidepresivos, mientras otros se destacan como afrodisíacos. Algunos Aceites Esenciales de hojas como la menta o el pino, pueden actuar como potentes refrescantes.

Es común que se encuentren varios Aceites Esenciales y absolutos que pueden tener efectos similares, esto permite que se elija el más indicado para cada persona, teniendo en cuenta el aroma de cada uno y la identidad que podemos tener con ciertos aromas, hay que elegir los más agradables. Otras veces puede presentarse que un mismo Aceites Esenciales puede llegar a tener efectos estimulantes y sedantes dependiendo del estado del paciente, como puede ser el caso del Geranio y Palo Rosa. Estas y muchas otras aplicaciones curativas nos brinda la Aromaterapia.

Además de los usos terapéuticos, los aromas naturales tienen una amplia variedad de usos. Ya existen en el mundo una gran cantidad de empresas que han adoptado el uso de Aceites Esenciales para aromatizar los lugares de trabajo, debido a que, por ejemplo, se ha comprobado que el oler los aromas de un bosque provocan sensación de frescura, brindando por lo tanto un mayor bienestar y una mejor adaptabilidad a las tareas rutinarias. Se los utiliza en salas de espera de profesionales para disminuir el nerviosismo de los pacientes, también para combatir el insomnio aromatizando la habitación unos minutos antes de ir a dormir. Se los usa cada vez más para reemplazar al sahumerio por ser mucho más fieles a los aromas de la naturaleza y por no estar presente el humo, que afecta a las personas con un olfato más sensible. Es por esto que el aromatizar con Aceites Esenciales la sala de meditación produce una increíble atmósfera para estas prácticas.

Como la Aromaterapia actúa también sobre los cuerpos sutiles, puede ser descripta como una forma de curación vibracional. Los aromas naturales inspiran a la imaginación, liberan el espíritu, abren las puertas de la percepción y nos ayudan a conectarnos con nuestro ser interior.

La información que aquí se presenta no puede ser considerada como substituto a la consulta con un profesional atomaterapeuta. Los aceites esenciales deben ser usados con discreción.

Achilea: Antinflamatoria. Estimula la formación de tejido en la curación de heridas. También posee efecto antinfeccioso. Es una de las más indicadas para mejorar la circulación periférica por ser vasodilatadora. Previene la formación de arrugas. Refuerza nuestras energías intuitivas y profundiza la percepción de las energías provenientes de la tierra.

Albahaca: Ideal para utilizar en masajes para músculos cansados y sobrecargados de actividad física. Útil para la fatiga mental; indicado para la histeria y la melancolía.

 

Angélica: Por ser estimulante de la circulación sanguínea es muy útil para problemas circulatorios de piernas
Agudiza la percepción interior, restaurador general y estimulante.

 

Bergamota: Eczema, psoriasis, acné, seborrea y como antiparasitario en sarna. Es un buen agente desodorizante. Indicado en piel oleosa (puede producir fotosencibilizacion, por esto no exponerse al sol hasta una hora después de aplicada). Su principal indicación es para la depresión y la ansiedad.

 

Cajeput:Por ser descongestivo venoso se lo indica en várices. Es radioprotector cuando el paciente se expone al tratamiento de rayos X. Estimulante mental.

 

Canela: Es un buen afrodisíaco, estimula la creatividad.

 

Cardamomo: Puede usarse como un refrescante, tónico y vigorizante. Estimula la mente y el espíritu, también es euforizante.

 

Cedro Atlas: Muy bueno como lipolítico, indicado para celulitis. Ayuda a tratar la pérdida de cabello. Se lo utiliza para curar salpullidos, acné y piel oleosa. Es medianamente astringente. Sedante y revitalizante, ideal como antiestrés. Indicado para meditación.

 

Ciprés: Fortalece el tejido conectivo débil. Es un fortificante de vasos sanguíneos debilitados. Se aplica en venas varicosas (sin masajear). Como baño de pies es ideal para descansar las piernas. Es un buen antitranspirante. Es indicado en acné y piel oleosa por ser astringente. Indicado para superar separaciones, duelos, cambios espirituales. Muy bueno como desodorante ambiental.

 

Citronela: Ideal como repelente de mosquitos. De elección junto con Romero y Geranio para pediculosis. Repelente de insectos.

Clavo de olor: Aclara la mente, estimula la memoria, indicado para dejar de fumar.

 

Coriandro: Refrescante y relajante, colabora a crear un estado de ánimo sensual.

 

Elemi: Úlceras y abscesos. Brinda una sensación de paz profunda combinada con lucidez. Indicado para meditación.

Enebro: Es excelente para el dolor: Artritis, lumbagos, calambres musculares. Util en eczemas, acné, úlceras y venas varicosas. Limpia energías negativas, indicado para limpiar la habitación cuando se va a hacer una curación o meditación.

 

Eucaliptus: Indicado en úlceras, acné, manchas faciales, caspa. Buen desodorante. Refrescante, estimulante y revitalizante.


Fokienia: Piel seca y madura. Indicado para la depresión y la angustia.


Geranio: Como antiséptico, cicatrizante y analgésico, es un buen remedio para heridas, indicado en llagas y úlceras. Se utiliza en todo tipo de piel para eczemas, heridas, tiña y pediculosis. Antidepresivo, eleva el espíritu.

 

Hisopo Decumbens: Potente antinfeccioso y antinflamatorio. Exquisito aroma estimulante, despierta inspiración y sabiduría.

 

Incienso: Buen astringente. Indicado como antinflamatorio. Muy indicado en trabajos de curación y meditación.

Jazmín (Absoluto): Regulador emocional, erógeno, da sensación de confianza y optimismo.

 

Jengibre: Es un excelente calentador, alivia problemas por exposición al frío, sobre-esfuerzo o desórdenes de tipo reumático. Un baño de pie no sólo aliviará la zona, sino que también actuará como un revitalizante general. Muy aromático, agudiza los sentidos y la memoria. Afrodisíaco.

 

Lavanda: El más indicado para el tratamiento de quemaduras, es un potente cicatrizante y antinflamatorio. Previene la formación de arrugas. Ideal para masajes relajantes. Indicada para el insomnio, potente sedante.

 

Lavandín: Buen aromatizante de ambiente.


Lemongrass: Desodorante y estimulante.

 

Limón: Es un blanqueante moderado, sirve para dar brillo a la piel apagada y descolorida. Es astringente, indicado en pieles grasas. Estimulante mental, limpia y refresca.


Mandarina: Da mensaje de alegría, entusiasmo y fortaleza.

 

Manzanilla: Potente antinflamatorio, indicado para dermatitis, eczemas, úlcera, picaduras. En dolores musculares por actividad deportiva es ideal para aplicar en masajes, disminuyendo el dolor. Útil en estado de angustia y melancolía.

Manzanilla Marroquí: Relajante y calmante.

 

Manzanilla Romana: Eczema y piel inflamada. Potente sedante y de profunda acción hipnótica. Muy indicado como sedante para niños y embarazadas.


May Chang: Estimulante mental, indicado en personas con depresión.


Mejorana: Utilizado en masaje produce calor, analgesia y relajación. Disuelve la ansiedad, el stress y traumas psicológicos profundos.


Menta (Piperita): Alivia la congestión tóxica actuando como sudorífico y antiséptico. Produce una sensación de frescura que predispone a la actividad intelectual.


Mirra: Indicada en heridas difíciles de curar. Se obtienen muy buenos resultados en pieles agrietadas de los talones, cura fungosis. Indicado para la meditación y para preparar una sesión de sanación.

 

Mirto: Desde la antigüedad se lo utilizó como astringente y antiséptico de la piel. Elemento clave en lociones refrescantes y desodorantes. Da luz y pureza, refrescante, indicado para la meditación y para personas con adicciones.

Naranja: Indicada en piel envejecida, estimula el drenaje linfático. Antidepresivo, sedante leve. Ideal para aromatizar en el cuarto de los niños.

Nardo: Recomendado en escleroderma, queloides e infecciones rebeldes de tratar. Incrementa el sentido de devoción, indicado para la meditación.


Nuez Moscada: En estados de depresión puede ser un buen estimulante y eufórico.


Palmarosa: Eleva y mantiene la claridad mental.

 

Palorosa: Clarifica la mente y alivia el dolor de cabeza.

 

Patchouli: Descongestivo linfático-venoso. Regenerador de la piel (citofiláctico y cicatrizante). Emoliente antinflamatorio, repelente de insectos, antifúngico. Afrodisíaco y antidepresivo.

Petitgrain: Estira y limpia la piel, indicada para acné infeccioso y forúnculos. Equilibrante nervioso, calma angustia y pánico.

Pimienta Negra: Para Artritis. Estimulante mental. Como afrodisíaco en los casos de astenia sexual.

 

Pino: Descongestivo linfático, indicado en artritis y poliartritis reumatoidea. Estimulante mental. Indicado para estados de fatiga extrema y constante cansancio.


Romero: Activa como estimulante y limpiador del bulbo piloso haciéndolo indicado en la caída de cabello. Es astringente, tónico y estimulante de la circulación. Se utiliza en dolores musculares y articulares. Estimula la atención mental, protector psíquico.

Rosa Marroquí (Absoluto): Erótico, íntimamente relacionado con la emoción y estimulación. Estimulante de la creatividad.


Salvia Esclarea: Para pieles sobre hidratadas, ideal para casos de excesiva transpiración de pies. Cabellos grasos y caspa. Buen antinflamatorio, antiséptico y desodorante. Da sensación de estar bien centrado. Induce a un estado de relajación, alegría y a ciertos estados de euforia.


Sándalo: Para piel seca y piel deshidratada es uno de los más indicados. Es el aroma por excelencia para acompañar la meditación, disipa cargas negativas.


Tea Tree: Evita la formación de escaras en tratamientos por rayos x. Posee potente efecto limpiador y antiséptico, reduce la formación de pus. Ideal para tratamientos de herpes, tinia, pie de atleta y onicomicosis. Estimulante mental, revitalizante.

Tomillo Timoliferum: Artritis, reumatismo. Tónico y energizante, mejora la memoria.


Tomillo Linaloliferum: Reumatismos musculares. Aroma más refinado que el anterior, con los mismos efectos.

 

Tuberosa (Absoluto): Potente antidepresivo. Como afrodisíaco puede liberar energías reprimidas.


Vetivert: Posee efecto antinflamatorio indicado para artritis y dermatitis. Es un potente relajante ideal para masajes.
Fortalece a las personas con excesiva vulnerabilidad y energías negativas externas. Indicado para meditación.

 

Ylang Ylang: Tiene la particularidad de relajar los músculos faciales. Rejuvenecedor de la piel. Aroma exótico, afrodisíaco y sedante.


Zanahoria: Increíble ayuda para mantener saludable a la piel; restaura, tonifica y elastiza. Para pieles enrojecidas y dermatitis. Agudiza la visión interior.